“Human Flesh”, el esperado debut de Bala

Galicia lleva siendo desde hace unos años un foco de atención para las miradas del mundo subterráneo, un auténtico hervidero de bandas y sellos que destaca siempre por la originalidad y las melodías enrevesadas, un punk muy atípico y fácil de reconocer entre los sonidos actuales. De entre todo este hervidero destacamos el nuevo fichaje de Matapadre, Bala. Potente comienzo han tenido en lo que refiere a la publicación de su primera referencia discográfica, “Human Flesh” primer largo de este dúo femenino que se bate entre el stoner rock y un grunge con ramalazos metal. Mucha rabia, mucha tralla y mucha actitud.

a0427713767_10

artwork: leo sousa

Abriendo el disco encontramos la unión de dos temas en la misma pista, “Tripas + Chained”, 4 minutos de ritmos contundentes y ligeramente pausados que auguran una buena continuidad en los próximos cortes. Cierto es que el formato femenino lleva tiempo ganando su posición en las últimas hornadas de bandas, vuelve a ser más reconocido desde su eclosión en los 90 con las riot grrrls, aún así esta pareja escapa de todos los clichés sonoros aportados por el movimiento, ofreciendo un matiz diferente y escapando del punk más corriente, huyendo de un estilo al uso ya explotado por centenares de bandas. Misma actitud, distinto sonido, bien Bala, bien.

11216717_10155493930535618_8905247069592265287_n

fotografía: rodri porcelli

Una explosión continua que no pierde su parte más melódica realzando las voces y recurriendo a unas frecuencias ligeramente más bajas por la parte instrumental, así suena “Freedom” o “Human Flesh”, este último que da nombre al disco ya fue el primer adelanto ofrecido hace unos meses en forma de videoclip, un primer pildorazo que abría las bocas del personal a pesar de venir con unos volúmenes algo reducidos, seguramente por culpa de la plataforma.

“A.S.A.B.” (¿posible reinvención del A.C.A.B.?) asoma con un tímido arpegio y unos toques ligeros en la batería, la cosa pinta como si se fuera a entonar una balada justo antes de que te sorprenda la tremenda descarga que Bala tienen preparada para ti. Tintes de black metal cubren los acordes que se avalancha sobre tus oídos, toda una gratificante masa endurecida y negra que te cubre por completo para terminar deshinchándose volviendo a las delicadas notas del principio.

 Quizás lo más sorprendente del disco es la riqueza que posee el sonido en general, teniendo en cuenta que semejante dosis ha salido de una sola guitarra y una batería. “Joan Vollmer” es otra de las perlas que con sus extasiadas guitarras te deja con ganas de más, la perfecta duración de la canción corta, no más de 2 minutos y pico para no parar de dar vueltas por tu cabeza en todo el día. A nivel de arreglos se defienden claramente y no se precisa de mucho tiempo para comprobarlo, no destacan por ser extremadamente elaborados, pero ofrecen ciertos detalles que evitan que las guitarras y las baterías parezcan siempre planas y monótonas. La banda es joven y va a ser interesante ver su evolución en las próximas entregas, mantened la oreja plantada porque van a dar que a hablar. ¿Tienes 20 minutos? Porque es todo lo que dura el disco, 20 minutos redondos. Cunde restarle 20 minutos a tu triste vida, ¡ponle algo decente a tu mente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s