Erste erfolgreiche Kontakte! PUFF Konzert in Valencia!

Siempre se ha dicho que no es un concierto si no empieza con retraso y por supuesto este planazo tan guapo que montó el pasado sábado la gente de Burka For Everybody y Mongolic Records no iba a ser menos, y bravo por ello, porque el ambiente que había cuando se abrieron las puertas del Magazine era muy acertado para el momento. En el cartel una propuesta muy interesante: PUFF, Power Balance y Perralobo.

perralobo_magazine

Empezaban y debutaban al mismo tiempo Perralobo, banda valenciana que hacía sonar sus temas por primera vez en directo y que había arrastrado a bastantes curiosos hasta el concierto. Primera banda y ya habría casi unas ochenta personas en la sala. Una completa y variada la formación de 5 miembros llenaban el escenario. Las primeras notas del sintetizador de “Ardan Humanos” empezaban a sonar, el único tema que conocía la gran mayoría del público, por ser el único que aparece en su bandcamp, finalizaba y el primer aplauso delataba que algo bueno se acercaba. Continuaron ofreciendo una retahíla de temas muy en la línea del post-punk que se hacía por aquí en los 80, unas guitarras potentes acompañadas por unas voces y unos teclados cubiertos por los encantos de la new wave más oscura. Odio hacer esto por lo típico que llega a resultar pero me vienen a la cabeza una mezcla entre unos Parálisis Permanente de corte más siniestro y unos Décima Víctima más acelerados. Una de las grandes curiosidades de la noche quedó (bien) resueltas. No se me habían llegado a generar expectativas pero en el caso de que si las hubiese se habrían resuelto satisfactoriamente. Muy recomendable seguirle la pista a esta banda.

powerbalance_magazine

Interminable fue el descanso hasta que comenzaron a tocar Power Balance. Problemas para conectar bien una guitarra que no sonaba a gusto de la banda, varios intentos fallidos de comenzar sucediéndose uno detrás de otro, discusiones entre técnico y guitarra y algún que otro “Venga coño! Enchufa y toca joder!” que se escapaba entre el público. Finalmente y con parte de enfado empezó a sonar el punk encabronado (lo es ya de por sí, independientemente de la situación) de los Power Balance. Canciones con letras que no rozan lo absurdo porque lo son enteramente, se añaden a estas sonidos random desde un teclado y gritos llenos de rabia. Punk divertido es la palabra para describir a esta banda que, a pesar de ir algo descompasada en ciertos momentos, tienen una propuesta muy interesante, por no decir única. Locura sonora que ofreció hits tan disparatadamente buenos como “Pégale a tus padres”. Es una banda joven, hacen algo diferente y gracias al cosmos la falta de experiencia sigue teniendo remedio de momento.

Para poner la guindilla a la noche estaban los PUFF, un trío de Berlín que ha estado girando 4 días seguidos por las salas de Barcelona, Madrid, Alicante y por supuesto Valencia. Se sabe de sobra que es algo que no afecta al sonido pero digamos que se gastan una buena puesta de escena yendo de uniforme con las mismas chaquetas ochenteras. Impaciencia mientras se conectan los instrumentos con tranquilidad y de repente todo se nos viene encima. PUFF son una explosión diabólica, pura energía, una danza demoníaca entre sintetizadores, guitarras, líneas de bajo y percusiones. Tres amigos que llevan 4 años tocando juntos, algo que demuestran a la perfección en cada ejecución que realizan, completamente coordinados, las melodías de teclado y los arreglos de cuerdas se suceden y van destacando cada uno por su lado, en pequeñas franjas que se ceden entre ellos, así suena ese golpe fresco llamado “Das Leben Ist Ein Puff” , uno de los temas incluidos en el 7” que ha planchado Mongolic Records y Burka For Everybody con 5 temas anteriormente grabados y el nuevo “Der Urknall Das Universum” incrustado en los surcos para la ocasión.

puffatmagazine_valencia

Las voces se reparten entre los tres a lo largo del set, van variando, desde la más grave a la más rabiosa (“Identitatsverlust”) pasando por la aguda voz del batería que desparrama las letras de la esquizofrénica “Zu Einem Schönen Grund-stück Gehört Ein Shöner Zaun” mientras golpea de una forma potente y un tanto extraña su batería, jodidamente curioso, aún así lo hacía la hostia de bien. Al mismo tiempo una oleada de bailes extraños llenaba la pista. Gente andando en circulos, cuellos completamente erguidos, manos que perdían la conexión con todo su cuerpo, todo muy ravero y trancero. Con esta nueva visita a la ciudad del Túria han demostrado que son la eterna paranoia del synth-punk, la evolución de esos grupos que terminaron por encasillarse en una de las dos palabras de esta etiqueta, PUFF viven en el límite, en el propio guión de esa alianza entre “synth” y “punk”, aunque en algún que otro tema saquen a relucir melodías más rockeras como en “Dies Stadt Ist Viel Zu Dreckig Fur Mein Baby Baby Baby Baby”. PUFF, una banda que desde esta primera toma de contacto no me queda otra que recomendar encarecidamente su escucha y su directo. Para los más apasionados de las rarezas punk y los sintetizadores duros.

tratamiento y ruido en las fotos por: nando hervido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s