Maika Makovski en la Sala Azkena de Bilbao

El pasado viernes fue la cita para ver en concierto a Maika Makovski, compositora, cantante y actriz. El lugar, la Sala Azknea (Bilbao). No era la primera vez que recibíamos la visita de la Mallorquina en la Villa, ya que con anterioridad estuvo en solitario en la sala Arteria Campos Eliseos, pero en aquella ocasión no pudimos disfrutar de ella.

 Llegamos a la sala puntuales y entre pedir consumición y un par de intercambios de impresiones la artista salió al escenario, con un body negro de brillantes y lentejuelas, y unos botines blancos, bajo las ovaciones de los allí presentes. La sala no estaba a rebosar, escasamente llenábamos poco más de la mitad, al parecer  la gente se estaba reservando para ver a los lesbianos o Cápsula al día siguiente. En esta ocasión no vino sola, si no que le acompañó su banda, “los tres barbudos” como los llaman por ahí,  JC Luque (bajo y coros), David Martínez (batería) y Rubén Martínez (guitarra y coros).

Maika Makovski en la Sala Azkena Bilbao

El ambiente era perfecto, sin más dilación Maika se puso frente a su teclado. Mirada al infinito, contoneo al ritmo de los primeros acordes y Vulnerable, tema su último disco “Thank You For The Boots” (Warner Music, 2012), suena con mucha fuerza. Sin descanso, giro al batería, movimientos de hombros y vuelta al piano, Only Innocence Is Capble Of Pure Evil, del anterior disco de la artista “Desaparecer” (2011), el cual recogía canciones compuestas para una obra de teatro.  Toca cambio de instrumento, del teclado a la guitarra (donde no se la ve tan cómoda), y aprovechando el cambio un “buenas noches” en euskera a los allí presentes. Y ya suena a rock, un tema de su disco homónimo publicado en 2010 de la mano de John Parish, Oh M Ah.

Vuelta al piano y suena una melodía que bien podría ser una nana, Friends, canción de medio ritmo que nos hace mover la cabeza de lado a lado mientras se escucha: Oh! I said that we could be friends… Siguieron los temas No News en el cual pudimos apreciar la facilidad de la cantante para pasar de graves a agudos. Body, imposible para Maika no moverse al ritmo de estos acordes. Aprovechando el momento me paré a  observar a los que allí me rodeaban, y pude apreciar  como todos la observaban boquiabiertos ante sus continuos movimientos.

Siguieron Jealous y  Pagan. Maika había comenzado la noche con un recogido, que ya a estas alturas del concierto de poco había servido, pero sin perder esa energía que la caracteriza tocó  Ruled by Mars, Avoiding You, The Gate y Iron Bells. Entre canción y canción se animó a decir alguna que otra cosa en euskera, la pena fue, que no fui capaz de apreciar exactamente qué es lo que decía, que maja es esta chica.

Simulacro de abandono, no se podían ir en ese momento donde todos estábamos deseosos de más rock and roll y entregados por completo. Y mientras la gente coreaba y aplaudía volvieron a salir al escenario para tocar un bis, donde no faltaron Lava Love y cómo no Language. Último acorde y dos calzoncillos sobrevuelan nuestras cabezas para ir a parar al escenario, si es que, no me equivocaba al decir que la gente allí presente estaba entregada y boquiabierta ante la sensualidad y el erotismo que desprende Maika.

Maika Makovski en la Sala Azkena Bilbao

Ya parecía que la noche tocaba a su fin, pero vaya buena sorpresa cuando vemos que Maika cargada con su guitarra acústica vuelve a salir al escenario, esta vez ella sola, para decirnos  bien alto que vale mucho. Antes de empezar, mientras afinaba la guitarra, tuvo unas palabras de agradecimiento para todos los que habíamos acudido a la cita y en especial para los iluminados que le lanzaron su ropa interior, hecho que era la primera vez que a ella le ocurría, estos de Bilbo…No hay otros igual!

Si ya estábamos satisfechos con el conciertazo que habían dado, con esta última canción (al parecer uno de los nuevos temas que está preparando), ya quedó bien claro que si la llaman “la musa del underground”, que si dicen que “no hay otra voz así en todo el panorama nacional”, que Ángel Carmona hasta sueña con sus apariciones, es porque tienen toda la razón del mundo. Con un control completo de la voz, unos agudos que para nada pierden fuerza, si no que todo lo contrario, tiene que alejarse del micro para que suenen acorde al resto, nos emocionó y se emocionó.

Maika Makovski en la Sala Azkena Bilbao

Un concierto increíble, desde mi humilde opinión para mí no faltó nada, quizás un rato más con ella . Ya estoy deseando tener una nueva ocasión para escucharla.

Hoy mismo toca en Valencia, en el Loco Club, así que si estáis por ahí, es una cita imprescindible. Además, también estará en el SanSan, un festival que últimamente está creando bastante polémica…

Eriet Labeaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s