Así fue el Deleste Festival 2013 en Valencia

El viernes pasado llegábamos con ganas a La Rambleta después de unas semanas de espera con ansia arrancaba la segunda edición de Deleste Festival. Pulsera en mano nos metimos dentro, el festival arrancaba con el concierto de Gatomidi en el escenario Jägermeister, la banda ya conocida por zona local se iba preparando mientras la gente paseaba por el escenario y la terraza Mr.Sugga mientras miraba los horarios o comentaban próximos conciertos. Con un rasqueo y una distorsión de guitarra empezó Nolasco (guitarra) a arrastrar a la gente de la terraza hacia el interior de la sala, y así empezaba el concierto con su tema ‘A.M.E.N.’ de su último disco “Enclosed Spaces”, no fue este el único tema que sonó de este nuevo álbum, el concierto se compuso en mayoría de este, y es algo normal, que mejor que el Deleste Festival para presentar al público su último trabajo. Así fueron sonando los temas ‘I Believe’, ‘White Clouds’ o ‘The Light Is You’, el concierto terminó con ‘Run Away’ mientras Nolasco y Jimena (bajista) seguían dando caña a las guitarras, un concierto enérgico que abría el Deleste Festival 2013.Deleste Festival Cartel

Tocaba moverse al Auditorio Ambar donde iban a tocar los sevillanos I Am Dive. Ya en el escenario Jose y Esteban se presentaban y daban comienzo a su concierto acompañados de unos teclados y sintetizadores y dos guitarras. Atónitos nos quedamos cuando escuchamos la voz de Jose envolver el auditorio, al tiempo que los arpergios de la guitarra sonaban mientras unos samplers propios de la electrónica más ambiental sonaban de fondo. Sorprendidos y muy a gusto con el sonido del auditorio fueron apareciendo temas de su último álbum “Ghostwoods”, donde ya se aprecia un sonido muy maduro de la pareja, que ya lleva varios EP’s, en ellos han ido construyendo su propio sonido, una mezcla de ambient pop y ambient folk con unas pinceladas shoegaze , muy recomendables, tanto para escuchar como para verlos en directo.

I Am Dive

Acabado el concierto de I Am Dive volvíamos de nuevo al escenario Jägermeister donde Tuya ofreció un concierto enérgico y entretenido; tras haber editado hace dos años su EP “Own”, llegaban al festival con su nuevo trabajo “Waterspot”, un sonido rock electrónico con fuertes percusiones que no dejaban quietos a los asistentes, aunque una de las cosas que más nos gustó, fue la versión de Nueva Vulcano con la que cerró el concierto. “Es un grupo que tenéis que escuchar” decía Ginzo (voz y guitarra) antes de empezar a tocar el tema, y lo cierto es que es un tema que ha terminado ganándose fama a base de versiones de otros artistas, el principal de ellos The New Raemon, que dio a conocer “Te Debo Un Baile” con una versión más folk y acústica, aunque en este último Sonorama tocara una versión mucho más rockera.

Llegamos a tiempo para Julio de la Rosa, teníamos muchas ganas de escucharlo en el auditorio, un sitio idóneo para que el de artista de Jerez de la Frontera desarrollara su concierto, los temas se sucedían uno detrás de otro sin ninguna interrupción (excepto cuando Julio se iba quitando la chaqueta y los zapatos, así es él, un hombre de ambientes íntimos), ‘Maldiciones comunes’, ‘El traje’, ‘Hasta que te hartes’, ‘Gigantes’, ‘Las camareras’ y esa gran historia del tema ‘Kill the mosquito’ recitado y cantado con énfasis y emoción, aunque para emociones las que se desataron cuando empezaron a sonar los primeros acordes de ‘Un corazón lleno de escombros’, cantado por ese dúo formado por Julio de la Rosa y Nieves Lázaro, una joya de canción.

Julio de la Rosa

Sin movernos del auditorio guardamos el sitio y las ganas de salir a por una cerveza para poder disfrutar del rock instrumental de Toundra en un buen sitio. La banda madrileña ha hecho una apuesta muy fuerte dejando de lado las voces para ofrecer al público únicamente piezas instrumentales con una fuerte percusión y unas guitarras que parece que dancen y se abracen entre ellas. Un conjunto de discos secuenciados que han tenido una gran respuesta, “I”, “II” y “III” son tres trabajos muy complementados entre sí y muy dignos de escucha. Por si fuera poco, Toundra no se conforma con editar buenos discos, pudimos comprobar que son unas auténticas fieras con el directo, casi todo el mundo estaba de pie en el Auditorio Ambar mientras sonaban los temas “Ara Caeli”, “Zanzibar” o “Bizancio” con el que cerraron un concierto en el que las guitarras no habían dejado de elevarse y moverse por todo el escenario, energía pura la que derrochan los madrileños.

Toundra

Por fin llegaba uno de los conciertos más esperados de la tarde, en el escenario Jägermeister se empezaba a acumular más gente que en toda la tarde, era el turno de Guadalupe Plata, ese enigmático grupo que presenta su primer LP después dehaber grabado sus dos primeros EP’s entre 2009 y 2011 respectivamente, ambos artefactos presentados con el nombre del grupo como único crédito, han servido como acicate para que la banda acabe recorriendo tantos kilómetros que, hoy por hoy, cuesta encajar la manera en la que sus cuatro miembros (incluímos a Toni Anguiano, el irreductible mánager) han podido llegar a tener vida privada más allá de una furgoneta. Partiendo del sonido más puro del blues añejo y destartalado sus temas entran por los oídos y se ven reflejados en los pies de la gente, imposible no moverse con ese ritmo de blues sucio y con esos sonidos chatarreros y distorsionados tan característicos de los Guadalupe Plata, estos chicos han evolucionado a un sonido más psicodélico y transgresor en este último trabajo. Los de Úbeda hicieron en su tiempo una apuesta muy fuerte con su sonido tan diferente al resto de bandas, pero a pesar de que este sea más diferente a lo convencional y que siga en su misma línea sonora, parce que sea una fórmula que no se quema, ya que siguen triunfando y llevando sus directos por todas partes del territorio nacional. Empezando con su tema ‘Lamentos’, completamente ideal para realizar un intro, y la verdad no me extrañaría que este tema se grabara pensando en los directos, dado que Guadalupe Plata es un grupo que se considera más de concierto que de estudio. Tras esa intro el ambiente se iba caldeando, el pelo y la camisa de Perico se empezaban a empapar cada vez más con cada punteado que se marcaba distorsionando cada acorde con ese tubo metálico insertado en su meñique. Carlos, a la batería, no dejaba de gesticular con la boca y los ojos cerrados mientras tocaba ritmos de que cambiaban de velocidad a su antojo con cada canción sin que dejara de sonar absolutamente genial. Al lado de la batería encontrábamos a Paco Luís con su barreño, su palo y su cuerda, jamás habría pensado que un instrumento tan simple podía acompañar tan bien una canción como una línea de bajo convencional. Dejando el barreño a parte, Paco Luís cogía la guitarra o el bajo conforme avanzaban los temas y se hacían más complejos instrumentalmente hablando. Sonó ‘Rezando’, ‘Esclavo’ y el mítico tema llamado ‘Rata’, para nosotros el más canalla de todos, el que más espíritu lleva dentro con esa voz rota que Perico tiene al chillar con un hilo de voz agudo y rabioso “Maldita rata malnacida, no te comprendo… Vengo a escupir sobre tu tumba”.

Guadalupe Plata

Hubo también sitio para temas de su anterior EP, ‘Pollo Podrío’ tenía que sonar obligatoriamente al igual que ‘El Boogie de la Muerte’ donde los aullidos de Perico se dejaban asomar por ese micrófono de aspecto tan ‘old school’. El concierto terminó tras haber tocado todos los temas sin soltar una sola palabra de más por el micrófono, la gente tenía ganas de más aunque estaba exhausta de moverse a ritmo de blues, pero los Guadalupe Plata ya habían cumplido su parte ofreciendo más de una hora de ritmo constante y acordes sucios. Finalizó el concierto con Perico arrodillado frente al amplificador sacudiendo su guitarra contra él, para distorsionar al máximo el último rasqueo de la canción. Sinceramente, uno de los conciertos más buenos de todo el día junto al de Toundra y I Am Dive.

Guadalupe Plata

El primer día de conciertos cerraría con los portugueses Nice Weather For Ducks, una de las primeras apuestas de carácter internacional, así como The Pastels, de esta segunda edición de Deleste Festival. No somos los primeros en decir que estos chicos nos recuerdan a los neoyorquinos Vampiere Weekend, y estamos en lo cierto, tratad de escuchar algún tema suyo sin que os vengan a la cabeza, completamente imposible, y sobre todo con temas como ‘Little Jodie’ o ‘Easier’. Creíamos que se les echaría un poco cuesta arriba tocar después que Guadalupe Plata, pero esta banda supo defender su nombre divirtiéndonos con melodías alegres y eufóricas, de las que no dejan a la gente impasiva. La voz de Luís Jerónimo (voz, guitarra y teclado) acompañada por esa pandereta tenían el tono perfecto para dar a Nice Weather For Ducks un sonido inspirado en las mejores bandas internacionales del indie rock.

IMG_3937

Terminado el tiempo de las bandas, se ponía a los platos Toxicosmos Dj en el escenario Jägermeister para cerrar el primer día de festival. Mientras, Conga, Wear Djs y Topanga Beach habían estado en la terraza Mr.Sugga toda la tarde ofreciendo a la gente una alternativa a los conciertos con los mejores temas del indie y la electrónica actual. Un comienzo de festival que nos dio aún más ganas de volver al día siguiente.

Deleste Festival

A pesar de que se nos hiciera un poco duro, nos levantamos algo más pronto de lo que nos habíamos planteado, para poder asistir a la sesión matinal de conciertos que había el sábado, completamente gratuita y abierta al público. Alegra siempre ver a padres festivaleros que empiezan a traer a sus pequeños a este tipo de conciertos, los niños disfrutan al igual que los padres de un ambiente festivo y alegre. Con tan buen ambiente empezó su concierto la banda Johnny B. Zero, con un directo contundente fueron tocándose de manera secuencial los temas de su LP “The Blues of the Hive” que poseen una esencia bastante característica, debe ser por eso que son los ganadores del Vinilo Valencia 4.0. Con Johnny B. Zero ya son dos los grupos galardonados con este premio los que han pasado por el Deleste Festival, el otro ganador del Vinilo Valencia 3.0 fue Gatomidi.

Johnny B. Zero

Pasadas las doce y sin moverse del escenario Jägermeister, llegaban los zaragozanos Tachenko después de haber editado su último trabajo “El Amor y las Mayorías”. Los chicos de Tachenko supieron perfectamente cómo hacerse con el público con los temas ‘Suerte y Relámpago’, ‘Dame una Pista’ o uno de nuestros preferidos, creemos que es sobre todo por su nombre ‘Yo No Quiero Sonar Moderno’, sencillamente genial. Todo el mundo esperaba ansioso el tema ‘El Amor y las Mayorías’, aunque a nosotros nos gusto bastante el sonido que sacaron cuando tocaron ‘El  Mundo se Acaba’ de su anterior disco.

Tachenko

Terminada la sesión matinal había que irse a reponer fuerzas con algo cuanto antes, porque nos esperaba una tarde fuerte con grandes conciertos. Llegamos puntuales a la hora de apertura a La Rambleta, la gente comentaba los conciertos de la mañana y sobre todo los del día anterior, Toundra y Guadalupe Plata se llevaban los halagos más grandes. Por el escenario Jägermeister podíamos empezar a escuchar la prueba de sonido de Ledâ-Tres. Poco a poco fuimos entrando al Auditorio Ambar, éramos pocas personas para ver a Naima, algo que pareció no importarles al trío valenciano de jazz contemporáneo, su sonido parte del jazz más puro, pero se ve modificado por toques contemporáneos haciendo sus sonidos mucho más profundos. Enrique Ruiz al teclado, Luis Torregrosa a la batería y Oscar Cuchillo ofreciendo una línea rítmica y algún que otro solo con su contrabajo. Presentaban en este concierto su tercer disco “A Trio Conspiracy”, la gente en silencio absoluto arrancaba grandes aplausos después de cada pieza, y la sensación era la de volver estar en el XVII Festival de Jazz en el Palau de la Música de Valencia, pero bueno eso ya es otra historia. En el último tema se contó con la colaboración de Max Mutante a la guitarra, impresionados nos quedamos con semejantes sonidos en armonía.

Naima, A Trio Conspiracy

Terminó el concierto y nos quedamos sentados en el buen sitio donde estábamos, a continuación venía el concierto de Oso Leone. Con su apuesta de  folk rock experimental llegaban con temas de su último disco, “Mokragora”, con ciertos toques ambient que llenaron el auditorio con un gran sonido muy limpio. El quinteto mallorquín venía en formato reducido, solo con Xavier Marín a la voz y la guitarra, Eusebio Alomar al bajo y Paco Colombàs a la batería. El auditorio estaba más lleno que antes, pero el ambiente parecía casi más íntimo que en el concierto de Julio de la Rosa del día anterior. Con unas luces bajas y los mallorquines sentados frente a su arsenal de pedales, alguno que otro completamente descalzo, como el bajista Eusebio, parece que de esta manera se maneja mucho mejor todos los pedales que tenían preparados para utilizar sus filtros, distorsionar los acordes o grabar samplers con alguna línea melódica. ‘Ficus II’ empezaba a llenar de excelentes sonidos el auditorio, ‘Monstera’ seguía con ese ritmo de guitarra tan pegadizo con su eco de fondo mientras la voz de Xavier se amoldaba a la velocidad del sonido. ‘Alçaria’ llegaba luego, la voz de Xavier en esta canción es simplemente fantástica. Cerrando el concierto con ‘Cactus’ se despedían, a pesar de dejarnos con ganas de escuchar ’Salvia’ en directo, uno de los mejores temas de este último disco para nosotros, posee unos sintetizadores que fluyen entre sí y te atrapan. Nos informaban también (al igual que el resto de grupos) que tenían por fuera sus CD’s y vinilos por si alguien quería darse un capricho; también estaba presente en ese stand de merchandising el libro fotográfico “Belle-Île” que es una obra complementaria a este último LP de la banda de Mallorca, muy recomendables, la verdad.

Oso Leone

Entreteniéndonos hablando con los chicos de Oso Leone llegamos a mitad de Lêda-Tres, un grupo que con su pop electrónico arrancaba el ritmo en los pies de los asistentes que no dejaban de marcar el ritmo de la batería mientras escuchaba atentamente la voz de Pedro Perles. Al final gustó bastante el sonido de esta banda que no parecía muy segura en las pruebas de sonido.

Lêda Tres

Tocaba ir al auditorio para esuchar a Pumuky, una banda tinerfeña que ya lleva varios EP’s y dos LP’s bajo el brazo, su sonido pop electrónico nos recordó mucho a la mítica banda Dorian. Con unas bases instrumentales complejas y unas letras en castellano los asistentes quedaron bastantes sorprendidos con ellos, aunque en nuestra opinión seguimos creyendo que falta alguien que acompañe con unos coros a la voz de Jaír Ramírez. A pesar de todo, el público salía contento de este concierto.

Pumuky

Más tarde Fira Fem llegaba al Deleste, también con nuevo trabajo, su mezcla entre pop electrónico y synth-pop no dejó quietos a los asistentes que se habían agolpado en el auditorio tras llegar la hora del concierto. Los madrileños disfrutaron tocando y bromeando de vez en cuando con el público, fue un auténtico placer escucharlos, se les veía muy ilusionados tocando en este festival. El público por su parte estaba encantado con esta banda madrileña, tanto para los que ya la conocían, como para los que la acababan de descubrir, un gran éxito por parte de Fira Fem.

Fira Fem

Otra de las apuestas internacionales de este Desleste 2013 llegaban al escenario Jägermeister, la emblemática banda de Glasgow, The Pastels demostró que a pesar del paso de los años, de esa retirada temporal y de algunos que otros cambios en la formación, siguen manteniéndose en forma. Un ambiente alegre estaba presente mientras sonaba su alternative rock con ciertas pinceladas de britpop. Tras haberse separado han protagonizado un par de retornos, uno de ellos recomendado por el mismísimo William Reid (de los también escoceses The Jesus and Mary Chain), según decía él, de esta manera cuando volviesen a tocar tendrían más éxito. Fueron apareciendo los acordes de ‘Slow Summits’ y ‘Check My Heart’, los asistentes se emocionaban recordando los temas más clásicos de  los escoceses, un sonido noventero se adueñaba del escenario trayéndonos sonidos nostálgicos. El concierto tenía un ambiente con muy buen rollo, con esa sensación de vuelta al pasado, espectaculares los acompañamientos de flauta y teclados, por Tom Crossley, y de trompeta, por Alison Mitchell (hermana de Katrina Mitchell, batería y voz), definitivamente The Pastels siguen en forma a pesar del paso del tiempo.

The Pastels

Sin movernos del escenario Jägermeister las luces cambiaban a un tono más azulado, era el turno de los barceloneses Mujeres, uno de los grupos más esperados de esa noche, la gente entraba desde la terraza Mr. Sugga para ver a estos cuatro chicos que son energía pura en el escenario. La primera fila se convirtió en un hervidero de saltos y bailes a ritmo del garaje rock de Mujeres. Abriendo su concierto con ‘Blood Meridian’, tema que da comienzo a su primer LP “S/T”, empezó a sonar ese increíble rift de guitarra mientras a grito pelado escuchábamos los coros de Pol Rodellar (voz y bajo) y Martí Gallén (voz y guitarra), en el centro, Yago Alcover (guitarra y voz), empezaba a cantar esas letras con un tono rabioso y enérgico, por detrás veíamos a Arnau Sanz a la batería con unos ritmos frenéticos que nos dejaban boquiabiertos. A continuación sonaba ‘Salvaje’, y lo cierto es que a estos catalanes les da igual cantar en castellano que en inglés, aunque este último idioma predomine más en la mayoría de sus temas. ‘Far Away’ seguía con esos acordes que recuerdan de cierto modo a un ambiente del oeste, el tema , que pertence a su último LP (autoeditado) “Soft Gems” fue el que empezó a calentar el ambiente con esos grandes solos de guitarra de Martí. Seguían alternándose los temas de sus EP’s y LP’s, sin seguir orden alguno. La tarima  del escenario se deformaba con los botes de Pol tocando su bajo; ‘Calabrese’, ‘Heat & Shame’, ‘I Walked the line’ (con esos chillidos al final de canción acompañados por un bajo frenético y un rift de guitarra desternillante),‘Yella’, sonaban todos seguidos, no había tregua para hablar a penas.

Mujeres

Lo cierto es que Mujeres es una banda en la cual la mayoría de canciones no son de una larga duración, pero esto se compensa con cada canción que se escucha, cada una de ellas es auténtico éxtasis de principio a fin, y si esto se acompaña de los cuatro EP’s y dos LP’s que llevan desde 2008 hasta ahora, uno se queda más sorprendido. Canciones que puedes escuchar una y otra vez, no hay de qué preocuparse, no son temas que se queman tan fácilmente al escucharlos en bucle. Llegaron luego temas más esperados como ‘Amusement’ y el ‘Seattle Waves’, este también de su último disco, donde podemos apreciar ya un sonido bien experimentado y definido, aunque ese sonido ya quedó bien claro cuando escuchamos S/T“, su primer LP, allá por el 2009. A mitad de concierto Martín ya ni soportaba el calor y decidió tocar sin camisa, dando al concierto un aire de los 70 en pleno movimiento punk. Quedaron huecos también para las versiones en este concierto, con temas como ‘Demolición’ de la mítica banda de garaje rock de Lima, Los Saicos, o también para el ‘Run, Run, Bunny’ de Los Peyotes. Sin embargo si tenemos que destacar un momento para recordar del concierto, ese es el instante en que Pol saltó con su bajo del escenario y siguió tocando acostado en el suelo mientras la gente enloquecía saltando alrededor de él. ¿Cómo calificaríamos el concierto en general?: Mujeres son unos auténticos animales que salieron a reventar el escenario y a hacer disfrutar a la gente, que no dejó de bailar sus temas en ningún momento.

Mujeres

Pero aún faltaban unos por sonar, era el momento de Triángulo de Amor Bizarro, la banda más esperada de todo el Deleste Festival, que llegaba con su último LP bajo el brazo, “Victoria Mística”, un disco que a algunos no ha gustado y a otros muchos les ha encantado. Ya éramos gente cuando tocaban Mujeres, y no me explico cómo, pero el escenario Jägermeister se llenó aún más, ni un alfiler cabía delante del escenario, todos esperaban con ganas a los de Boiro (A Coruña). Sus cuatro componentes salieron al escenario, Rafael Mallo a la batería, Zippo a los teclados y guitarra, Rodrigo Caamaño a las voces y guitarra, y Isabel Cea a las voces y el bajo. Parecía algo tímida cuando Isa presentaba a su grupo antes de empezar el concierto, “Hola, buenas noches, somos Triángulo de Amor Bizarro”, al instante se oyeron unos gritos animando y esperando el comienzo del concierto. A más de uno oí decir: “vámonos un poco para atrás, o nos va a dar algo en los oídos con las distorsiones, que Triángulo meten mucha caña”, que me vais a decir a mí, que estaba delante para traeros las mejores imágenes, atronadores fueron los primeros acordes, empezaban bien fuerte los chicos de TAB. ‘Estrellas Místicas’ uno de sus temas del último trabajo fueron de los más esperados por el público, la energía se apoderaba de la pista, todo el mundo saltaba y cantaba. Más tarde llegaban temas como ‘Delirio Místico’, la fuerza y el brío que transmitía la distorsión espectacular de ‘Robo tu Tiempo’ junto a ese saxofón desafinando delante del micrófono, nos dejo alucinando completamente. Después ‘Un Rayo de Sol’ con esa voz tan bella y delicada de Isa, mientras suena esa melodía de teclado y ese rasqueo roto de la guitarra de Rodrigo, unas letras completamente maquiavélicas, que parecen dulces a la voz de Isa, pero que atemorizan si las escuchamos realmente: “Vamos a pudrirnos, en el mismo ataúd… vamos a pudrirnos en la misma fosa común… que se fundan nuestros huesos”, para dejar paso después de esa voz tan delicada a una parte con una guitarra y una batería más protagonistas mientras los teclados y el bajo van apareciendo poco a poco entre distorsiones.

Triángulo de Amor Bizarro

Pero TAB no se olvidó tampoco de tocar temas de uno de sus discos más conocidos, “Año Santo”. Con su temas “Amigos del Género Humano” y “De la Monarquía a la Criptocracia” (este sin duda, uno de los temas que más se disfrutaron) marcaron una mitad del concierto memorable. Para cerrar el concierto aparecía su tema ‘El crimen: Cómo ocurre y cómo remediarlo’ de su segundo disco “El Hombre del Siglo V”, aunque más de uno lo conocerá por la frase: “Llevar navaja siempre es conveniente” cantada por esa voz gemida de Rodrigo. El tema elegido no podría haber sido otro mejor, un gran cierre de festival que acabó protagonizando TAB, llegando a la parte final de esta canción, con las distorsiones más brutales de todo el festival y con Rodrigo tirando su guitarra contra el suelo dándole golpes y golpes como si no hubiera mañana… Así acabó, en el suelo, tirada y con la palanca del puente partida y completamente suelta de la guitarra, uno de los concierto más espectaculares del festival, junto al de Mujeres y Guadalupe Plata.

Triángulo de Amor Bizarro, guitarra de Rodrigo Caamaño rota

El festival en general ha apostado por bandas alejadas de los sonidos más comerciales y convencionales, y ha obtenido un resultado magnífico, el contento general del público habla por sí solo, este festival que empezaba a celebrarse el año pasado parece que se ha forjado aún más como festival en esta segunda edición. Una organización sobresaliente y un espacio idóneo para su celebración, con un escenario y un auditorio con un gran sonido. La ciudad de Valencia puede estar bien contenta, pues con este Deleste 2013 ha ganado un festival que apuesta por música independiente y llena el otoño de música. Desde Hervir un Indie recomendamos el Deleste Festival y esperamos ansiosos la tercera edición en el 2014.

Si queréis ver más fotos del Deleste Festival 2013, sólo tenéis que visitar el álbum en nuestra página de Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s